Gastritis

 

La gastritis se define como la inflamación de la cámara gástrica. La mucosa gástrica se encuentra enrojecida y puede llegar a conducir al sangrado por daño en esta mucosa.
GatritisLa gastritis puede estar causada por multitud de enfermedades y puede tener a su vez origen en costumbres alimenticias incorrectas y en cualquier caso dañinas. El abuso de alcohol puede causar gastritis y la toma de ciertos medicamentos también puede conducir a la inflamación de esta mucosa gástrica por esto mismo cuando se recomienda el uso de aspirinas y de otros analagésicos potentes, por ejemplo en padecimientos como la artrosis o cualesquiera otros que cursan con dolor, siempre se aconseja tomarlos sin que el estómago esté vacio e incluso añadiendo algún protector de la mucosa.
La forma segura de realizar un diagnóstico de la gastritis es mediante una endoscopia aunque los síntomas pueden orientar fácilmente hacia esta enfermedad: la sensación de ardor, el dolor estomacal, las náuseas, la sensación de acidez de estómago o incluso el reflujo gastroesofágico suelen orientar hacia una gastritis.
La manera de tratar y curar una gastritis suele pasar siempre por una revisión de cuáles son los hábitos alimenticios del enfermo.
Alimentos muy irritantes suelen causar daño gástrico como por ejemplo las comidas muy picantes, en estos casos es mejor recurrir durante un tiempo a la toma de alimentos como el puré de patatas. También deben eliminarse las bebidas alcohólicas o como mucho reducirlas a la toma de un vaso de vino durante las comidas pero nunca en ayunas. La toma de medicamentos dañinos para la mucosa debería de intentar reducirse, tal vez intentando durante el periodo de recuperación de la gastritis recurrir a tratamientos alternativos y en cualquier caso revisando para un futuro la toma de analgésicos, a ser posible sustituyéndolos por otros menos dañinos.
 
 
 
 
  herbolarios     herbolarios Gastritis
  Salud Gastritis     herbolarios Gastritis
 
Legal - Copyright © 2006 Health Guía de temas de salud

Consejos sobre salud